Novedades

27 de octubre de 2016

Elegimos a nuestra pareja sexual por su olor

Elegimos nuestra pareja sexual por su olor
El olor nos atrae



Elegimos a nuestra pareja por su olor corporal, investigaciones recientes indican que existe una relación entre “la pareja por olfato” y los antígenos leucocitarios humanos —abreviados HLA (acrónimo inglés de Human leukocyte antigen).

En los animales, la compatibilidad inmunológica determina la variación individual de la elección de pareja y se transporta en parte por señales olfativas. El complejo mayor de histocompatibilidad o MHC (acrónimo del inglés major histocompatibility complex) representa una parte del sistema inmune adaptativo. moléculas de MHC se encuentran en la superficie de las células y desempeñan un papel clave en la discriminación entre endógeno y exógeno, del material potencialmente patógeno.








buscamos un sistema inmunológico con características diferente
Buscamos diferencias inmunológicas
¿Por qué? La respuesta es simple, genéticamente buscamos un sistema inmunológico con características diferentes al nuestro para que la descendencia genética se más “fuerte” y pueda prosperar. La descendencia hereda la mezcla de los componentes genéticos de los progenitores.
Nuestro sentido del olfato nos permite identificar aquella pareja que sea más diferente y genera la atracción sexual y los deseos de procrear.

La saliva y el sudor son nuestras principales herramientas de conquista y no un buen perfume francés. Quizás esto explica la razón de que algunas personas nos parecen atractivas con “ese que se yo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Powered by Jasper Roberts - Blog